Alumnos reciben un millón de pesos en concurso de emprendimiento para crear prototipo de kit de detección temprana de patógenos en manzanas.

Un millón de pesos recibieron los estudiantes de cuarto año de Ingeniería Civil en Bioinformática de la Universidad de Talca, Raúl Rojas y Gonzalo Espinoza, quienes fueron seleccionados entre los veinte finalistas del Premio Ideas X de Banco Santander, con el proyecto “Bio Target”, que busca la creación de un prototipo de kit de detección temprana de patógenos en manzanas, con el fin de poder aislar y prevenir la contaminación a gran escala de la producción de este fruto.
A fines del 2018 los jóvenes postularon la iniciativa a la primera versión de este programa universitario que fomenta el talento emprendedor de los alumnos de pregrado, aportando en temas de formación, aceleración y financiamiento. Durante el verano los estudiantes participaron en sesiones de trabajo para mejorar su propuesta de valor, prototipo y validación, modelo de negocios y pitch, lo cual les permitió presentar su proyecto al finalizar la etapa de pre-incubación y estar seleccionados entre los 20 mejores grupos del concurso.
“Esta idea comenzó en un ramo que tuvimos el año pasado con el profesor Mauricio Arenas, donde nos enfocamos en una problemática del sector frutícola apoyándonos en la información entregada por el Centro de Pomáceas en su boletín técnico, donde identificaban a los cuatro patógenos que afectan principalmente a las manzanas durante el almacenaje y exportación. Lo que nosotros hicimos fue trabajar con los genomas de las manzanas para extraer información bioinformática y poder detectar los patógenos antes de enviar la fruta, dándole un sello de confianza a las empresas exportadoras y al comprador”, comentó Raúl Rojas.
Por su parte, Gonzalo Espinoza, explicó “Hay técnicas de biología molecular que podemos aplicar para crear una especie de test que indique en minutos u horas si la fruta tiene o no el patógeno.
Nosotros proponemos que sí esto funciona en manzanas podemos extrapolarlo a muchos otros frutos”.
Los estudiantes tienen un mes para utilizar el millón de pesos y financiar gastos asociados al proyecto para su aceleración. En esta etapa, realizarán pruebas de laboratorio en las dependencias de la Escuela, apoyados por sus académicos. Además, recibirán asesoría técnica especializada para definir un plan de trabajo y presupuesto que deben presentar el 17 de mayo ante un Comité Evaluador, que definirá los diez ganadores del programa, quienes recibirán hasta $5.000.000 de pesos para darle continuidad a su emprendimiento.
El vicerrector de Innovación y Transferencia Tecnológica, Pablo Villalobos, destacó el desempeño de los estudiantes en esta convocatoria nacional. “Felicito a estos jóvenes que están aprovechando las herramientas informáticas que les entrega su carrera para impulsar un proyecto científico tecnológico que pretende impactar en la industria nacional”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here