La iniciativa, enviada a segundo trámite al Senado, modifica la Ley de Tránsito trasladando la infracción desde el marco de faltas graves a gravísimas, lo que implica que los infractores verán subir el monto de la multa aplicable en estos casos de 1,5 a 3 UTM, además de la suspensión de la licencia de conducir.

Asimismo, la descripción de la falta fue redefinida estableciéndose que se sancionará el hecho de conducir vehículos haciendo uso o manipulando dispositivos de telefonía móvil o cualquier otro medio electrónico, aplicación o sistema de comunicación o de entretenimiento móvil, salvo aquellos dispositivos de manos libres y de georreferenciación, fijos o de manos libres, cuyo uso no distraiga la conducción, conforme las características que determine el reglamento.

Durante el debate, los legisladores resaltaron la importancia de avanzar en la materia y de disminuir por esta vía la incidencia de accidentes.

Entre los datos aportados se señaló que el 83,3% de los conductores chilenos escribe o responde mails cuando conduce; el 68% reconoce que responde o hace llamadas por teléfono celular; el 77% revisa twitter; el 61,8% revisa WhatsApp; y el 55% consulta internet.

Según información entregada por la Corporación Nacional de Seguridad de Tránsito (dependiente del Ministerio de Transportes), conforme a estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), manipular un teléfono inteligente es similar a conducir en estado de ebriedad, recreando conductas parecidas, como por ejemplo la pérdida de reflejos al volante. Asimismo, chatear al conducir es similar a manejar tras haber bebido cuatro cervezas.

“Después de tantos años de poner tema en agenda, levantar datos, convencer y demostrar que el uso y manipulación de dispositivos móviles es un riesgo al conducir y un tema de salud pública, hoy por fin Chile avanza en temas de distracción al volante, fortaleciendo el autocuidado en las personas”, explica la directora de No Chat, Claudia Rodríguez.

En esa línea, desde la ONG apuntan que es el momento de profundizar la educación vial, desde la más temprana edad, “entendiendo que conducir no es un juego”, agrega Rodríguez.

FUENTE: EL DÍNAMO.CL

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here