Un vuelco espectacular, podría tener el caso del rapto de la menor de 11 años, hecho ocurrida en el mes de febrero en la  comuna de Licantén, donde el autodenominado, “Brujo de Licantén”, estuvo 8 días con la menor en los cerros de esa comuna, hasta que la entregó en la casa de una hermana a la policía

José Navarro, la semana pasada envió desde la cárcel de Rancagua una carta a un medio de comunicación, donde reveló varias cosas que no se sabían de la familia de la menor, como por ejemplo tráfico de drogas, donde hay 8 familiares detenidos.

Su abogado particular Jorge Arroyo, en una entrevista a fondo en el programa de noticias Alerta Informativa en radio RTL de Curicó, señaló que José lo único que hizo fue proteger a la menor durante todos esos días y que nunca le hizo daño.

Además dijo que la próxima semana su cliente va a declarar en estrado y se vana a conocer hasta ahora antecedentes inéditos en la carpeta de investigación, lo que dará, según dijo un vuelco en esta historia y por supuesto la inocencia de su defendido.

El viernes 25 de mayo se realizará una nueva audiencia a José Navarro, quién al llegar al tribunal de Licantén fue recibido entre aplausos y vítores por parte de la comunidad Licantenina que estaba en las cercanías del tribunal.

José Navarro esta formalizado por tres delitos, sustracción de menor, lesiones leves y ahora por un delito de connotación sexual, permaneciendo en la cárcel desde el mes de febrero y donde ha señalado que es totalmente inocente de los cargos que lo acusa la fiscalía.

Para el abogado, Arroyo, su cliente se está transformando de un monstruo que todos querían linchar a un héroe.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here