A través de diferentes iniciativas que promueven el acceso inclusivo a la educación superior, cientos de niñas, niños y adolescentes de la región se han tomado los diferentes espacios de la Universidad Católica del Maule (UCM) en Talca y Curicó, asistiendo los fines de semana a distintos programas que incentivan el esfuerzo y el talento, entre otros valores.

Fieles a su sello institucional, como es la formación de personas íntegras, con vocación de servicio, protagonistas e impulsoras de cambio y desarrollo en la región, el país y el mundo; a través del Centro de Apoyo al Aprendizaje (CAP) -unidad dependiente de la Vicerrectoría Académica y de la Dirección de Docencia-, la UCM ha impulsado diversos programas, como el de Educación de Talentos Académicos Semilla; de Atracción de Talentos en Pedagogía (PAT) y de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE), financiado por el MINEDUC y ejecutado por el plantel.

“Nos hemos hecho responsables de quienes ingresan a nuestras aulas”, recalcó en la ceremonia de Inauguración de Año Académico UCM, el rector de dicha casa de estudios, Dr. Diego Durán, en relación a la implementación en 2017 del CAP y de sus programas de acompañamiento y acceso inclusivo.

Apoyo gubernamental

Desde principios de abril y por segundo año consecutivo, en Talca y Curicó se desarrolla cada sábado la Escuela de Preparación para la Educación Superior (EPES), iniciativa del PACE UCM que convoca a más de 300 jóvenes en ambas sedes, con el fin de apoyar a estudiantes de cuarto medio de los establecimientos adscritos, en diversas habilidades necesarias para afrontar el primer año de estudios universitarios.

“Este programa está muy bien enfocado y lo vamos a apoyar con todas nuestras fuerzas”, fueron las palabras del secretario regional ministerial (seremi) de Educación, Jaime Suárez, en la Ceremonia de Inicio 2018 del PACE UCM.

Abril también fue el mes de inicio del Programa de Atracción de Talentos en Pedagogía (PAT), que en su cuarto año de ejecución, ha permitido el ingreso de un grupo de 43 jóvenes a carreras de formación docente en la UCM. A lo anterior se suma Semilla UCM, una de las siete iniciativas de educación para las altas capacidades que existe en Chile, que en su tercer año de vida reúne los fines de semana a cerca de 300 niños y niñas de sexto básico hasta primero medio, provenientes de siete municipios en convenio.

Trabajo colaborativo

A juicio de Alejandra Villarroel, jefa del CAP UCM, el hecho de que estos programas se encuentren albergados en dicha unidad, permite el trabajo articulado y colaborativo tanto con los establecimientos educacionales y sus comunidades, como con la misma Universidad.

“En efecto -agregó- de los 31 liceos adscritos al PACE a nivel regional, actualmente el PAT trabaja con 10 y Semilla hace lo propio con 2 establecimientos PACE y 4 PAT. Además, este año se está trabajando en la conformación de la ‘Red de Orientadores Educacionales de la Región del Maule’, iniciativa encabezada por los programas PACE y PAT, en conjunto con el Departamento de Comunicaciones y RRPP de la institución”, cerró.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here