Por 8 votos contra 4. La sesión estuvo marcada por una polémica intervención de la líder del Bus del Odio, Marcela Aranda, quien rechazó que su hija fuese trans y acusó al Movilh de abusar de su familia.

 

Por 8 votos contra 4 la Comisión de Derechos Humanos y Pueblos Originarios de la Cámara de Diputados aprobó hoy en general el proyecto de Ley de Identidad de Género, avance que fue festejado al instante por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh)

Votaron a favor el presidente de la Comisión, Sergio Ojeda, y los/as diputados

Hugo Gutiérrez, Loreto Carvajal, Felipe Kast, René Saffirio, Raúl Saldivar, Tucapel Jiménez y Felipe Letelier. En contra se pronunciaron Juan Antonio Coloma, Diego Paulsen, Jorge Sabag y Jaime Bellolio

            El dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, sostuvo que “hemos dado un nuevo paso a favor de una ley tan necesaria e importante para garantizar dignidad a las personas trans. Se trata de algo tan básico como respetar el nombre y el sexo que identifica a las personas, pero que tiene un impacto cotidiano en la calidad de vida y en acceso a los derechos de educación, salud o trabajo”.

            El activista añadió que “la próxima semana tendrá lugar la votación en particular del proyecto, donde esperamos se aprueben tres de nuestras indicaciones: la incorporación de los niños y niñas trans en la norma, la posibilidad de que las personas casadas puedan cambiar su nombre y sexo legal y el término de todo requisito para que los mayores de 18 años rectifiquen su partida de nacimiento”.

            “El plan es votar la norma el 16 de enero en la Sala de la Cámara, tras lo cual, debería pasar a Comisión Mixta”, anunció el dirigente.

            La sesión estuvo marcada por la intervención de la líder del Bus del Odio, Marcela Aranda, quien sin éxito pidió que su ponencia fuese secreta.

            En la ocasión, Aranda negó que su hija, Carla González Aranda, fuese trans, y la trató en todo momento como hombre, además de asociar a la transexualidad con trastornos y abusos sexuales. A la par dio a conocer el nombre legal de su hija y habló aspectos de su vida privada.

Además, Aranda acusó en repetidas oportunidades al  Movilh, y en especial a Jiménez, de ser “los responsables” de la transexualidad de su hija, así como  de haber abusado de su familia por haber ayudado a la joven a iniciar los trámites para el cambio de su nombre y sexo legal.

            “Marcela Aranda, no tiene ética, ni moral. Su sola intervención demuestra porque es necesaria la Ley de Identidad de Género”, finalizó Jiménez

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here